Pilares que Sustentan a la Institución

Dignidad Humana

 

Toda persona es merecedora de una dignidad, de honor y respeto. La dignidad es un valor irrenunciable e independiente de la raza, sexo, religión, ideología, capacidades, etc. La garantía de que las personas vivan de acuerdo con su dignidad reside en los derechos, tales como el derecho a la vida y a la integridad.

“Actúa de tal manera que trates a la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin y nunca únicamente como un medio”. Kant.

 

Trabajo

 

La actividad es fuente de alegría. El hombre encuentra la alegría en el trabajo mismo, cuando realiza un trabajo que le gusta, en el resultado del trabajo, o cuando realiza su actividad en función del objetivo que quiere alcanzar.

 

Libertad

 

La escuela moderna convirtió en uno de sus estandartes el “Educar en la Libertad”. Pero, ser libre no es fácil, hay que aprender a serlo. Aprender a distinguir el para qué de la libertad, el hasta donde de la libertad y el sentido de la libertad; sentido que consiste en tener la capacidad para decidir qué tipo de vida y qué tipo de mundo queremos como la realización de lo verdaderamente humano.